Huaca 20

El sitio arqueológico Huaca 20 formó parte de un importante centro urbano conocido como el complejo Maranga, al margen sur del valle bajo del río Rímac, el cual tuvo una extensión aproximada de 4 millones de metros cuadrados. El área de desarrollo de este gran complejo arquitectónico habría ocupado lo que conocemos hoy en día como los distritos de Pueblo Libre, Cercado de Lima y San Miguel. La historia de formación del complejo Maranga se divide en dos etapas principalmente: la primera que corresponde a la cultura Lima (250 – 780 d.C) y la segunda que corresponde a la cultura Ychsma (1000 – 1450 d.C).

Uno de los aspectos que más resalta de este sitio arqueológico son sus monumentales edificios piramidales y su compleja organización espacial. 

Huaca 20 se encuentra ubicado en la esquina noreste del campus de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Este tiene una enorme importancia para las investigaciones arqueológicas de la universidad, debido a que, desde el año 1970 hasta el 2013, ha tenido diversas intervenciones con el fin de comprender su historia y función dentro del complejo Maranga. 

Los trabajos realizados a través de los años demostraron que Huaca 20 fue ocupada aproximadamente entre los 500 y 1100 d.C. Sin embargo, diferentes excavaciones evidenciaron que hubo un extenso desarrollo vinculado principalmente a los tiempos de la cultura Lima, por lo que, ha sido una de las mayores atenciones por parte de los investigadores que trabajaron en este sitio. Gracias a los trabajos en este sector, se ha podido determinar que durante la época Lima, Huaca 20, fue un área residencial debido a los hallazgos de estructuras domésticas, pero que al mismo tiempo fue utilizado como un cementerio en donde se hallaron más de 800 entierros. Las propuestas más aceptadas hasta el momento sugieren que Huaca 20 estuvo ocupada por pescadores, debido a las diferentes herramientas vinculadas a la pesca que fueron halladas durante las intervenciones arqueológicas del sitio. Al mismo tiempo, la organización espacial de sus estructuras arquitectónicas, desliza la posibilidad de que este sector contó con un área administrativa estrictamente vinculada a Huaca Potosí Alto, la cual se encuentra al norte de Huaca 20, cruzando la calle Los Tulipanes.

El hallazgo de áreas comunes compartidas entre las unidades residenciales , la gran cantidad de vasijas de cerámica y los artefactos de piedra relacionados a las producción y consumo de alimentos sugieren la realización de diferentes actividades colectivas, posiblemente festines o rituales de pequeña escala, tal vez a nivel familiar. 

Sin lugar a dudas, Huaca 20 es un sitio importantísimo tanto para la historia cultural del territorio que hoy alberga la PUCP, como también, para conocer más sobre las actividades cotidianas y ceremoniales de un grupo de habitantes de la cultura Lima.

Enlaces de interés