Huaca 64
Camino Inca

Huaca 64 es uno de los varios montículos de carácter arqueológico que acompaña a las huacas más importantes del Complejo Maranga, el cual tuvo un periodo largo de existencia que va del siglo III al XV d.C. Este tipo de estructuras de menor tamaño, se encuentran dispersas por diferentes espacios del distrito de San Miguel y han sido alteradas debido a la expansión urbana. Sin embargo, Huaca 64, que se encuentra dentro de la Pontificia Universidad Católica del Perú, ha tenido un intenso trabajo de puesta en valor para su conservación. 

Este sitio arqueológico pertenece a la cultura Ychsma (1001 – 1476 d.C.), la cual fue un conjunto de sociedades que se caracterizó por tener, entre otras cosas, grandes pirámides monumentales y pequeños conjuntos de reducidas dimensiones que imitan los diseños de las estructuras a mayor escala. Una hipótesis, según los investigadores, es que en estas huacas de menor tamaño se estarían realizando el mismo tipo de actividades que en las estructuras monumentales. Se dice que Huaca 64, puede entenderse como un espacio que congregaba a una pequeña comunidad o ayllu, el cual era dirigido por un curaca, quien bajo su poder como jefe étnico, lideraba las tareas administrativas y de carácter económico, así como también podría ser un representante ante autoridades como el Inca o algunos otros jefes locales. 

Es importante destacar la labor del Seminario de Arqueología del Instituto Riva-Agüero, pues durante la temporada 1996-1997, a cargo de la Dra. Mercedes Cárdenas, se pudo definir las características esenciales de Huaca 64, así como también, se encontró un contexto funerario. Este trabajo permitió la protección y delimitación de este espacio, para que posteriormente se incorporará en un plan de gestión de las huacas del campus de la universidad. 

Ya en trabajos posteriores, se descubrió que al interior de Huaca 64, tanto al pie de la terraza como en el interior del patio, se encontraron evidencias de grandes vasijas contenedoras de líquidos, que posiblemente servían para el consumo de chicha. Además, se pudo definir la presencia de diferentes componentes arquitectónicos como accesos y corredores.

Enlaces de interés